Press "Enter" to skip to content

Cuál es el origen de la filosofía según Jaspers

Last updated on 30/05/2023

Karl Jaspers, filósofo alemán del siglo XX, sostiene que el origen de la filosofía surge de tres fuentes fundamentales: la duda, el asombro y las situaciones límites.

El origen de la filosofía

En este artículo, exploraremos cada uno de estos orígenes y cómo han influido en la historia de la filosofía.

Jaspers sugiere un enfoque en la importancia de la duda en el pensamiento filosófico y en la búsqueda de la certeza. Presentamos tres motivos que impulsan el filosofar: el asombro y la admiración ante el universo. La duda crítica acerca de lo que conocemos y la entrega al conocimiento de los objetos del mundo.

1. El asombro

En primer lugar, se puede hablar sobre el asombro como un impulso que lleva a la filosofía. Platón y Aristóteles entendían que el asombro ante el universo es lo que impulsa a los hombres a filosofar. Este asombro puede despertar una conciencia de no saber, lo que a su vez impulsa a la búsqueda del conocimiento. El filosofar es como un despertar de la vinculación a las necesidades de la vida. Y tiene lugar mirando desinteresadamente a las cosas, al cielo y al mundo.

2. La duda

En segundo lugar, se puede enfatizar la importancia de la duda en la filosofía. Una vez que hemos satisfecho nuestro asombro con el conocimiento de lo que existe, surge la duda. Nada es cierto ante el examen crítico, y nuestras percepciones sensibles pueden ser engañosas. La duda se vuelve entonces la fuente del examen crítico de todo conocimiento. La famosa frase de Descartes “pienso, luego existo”. Es una muestra de cómo la duda se convierte en la fuente del conocimiento.

3. Las situaciones límites

El tercer origen de la filosofía según Jaspers es el percatarse de uno mismo en su situación. Es decir, la conciencia de las situaciones límites. Aquellas situaciones fundamentales de nuestra existencia de las que no podemos salir ni alterar, como la muerte, el sufrimiento, la culpa y el destino. Estas situaciones límites son el origen más profundo de la filosofía. Pues, la conciencia de ellas nos lleva a una transformación de la conciencia de nuestro ser.

Jaspers nos invita a ser conscientes de nuestra humana situación. Ya que estamos siempre en situaciones que cambian y que pueden no volver más. En la vida corriente huimos frecuentemente ante las situaciones límites, cerrando los ojos y haciendo como si no existieran. Olvidamos que tenemos que morir, olvidamos nuestro ser culpable y nuestro estar entregados al destino.

Entonces sólo nos animamos a enfrentar las situaciones concretas; que manejamos a nuestro gusto y a las que reaccionamos actuando según lo planeado. Impulsados por nuestros intereses vitales.

A las situaciones límites reaccionamos, en cambio, ocultándolas. Y, cuando nos damos cuenta realmente a través de ellas, con la desesperación y la toma de conciencia de que debemos continuar: llegamos a ser nosotros mismos en una transformación de la conciencia de nuestro ser, de lo que somos.

El problema existencial en el ser humano

Jaspers también nos invita a poner en claro nuestra situación humana de otro modo, como la desconfianza que merece todo lo efímero, lo pasajero, lo mundano. Mientras somos felices, estamos jubilosos de nuestra fuerza. Tenemos una confianza irreflexiva, no sabemos de otras cosas que las de nuestra inmediata circunstancia circundante. Pero el hombre se vuelve prudente con semejantes experiencias. Las amenazas le empujan a asegurarse. La dominación de la naturaleza y la sociedad humana deben garantizar la existencia.

Sin embargo, en plena dominación de la naturaleza subsiste lo incalculable. Y con ello la perpetua amenaza, y a la postre el fracaso en conjunto: no hay manera de acabar con el peso y la fatiga del trabajo, la vejez, la enfermedad y la muerte. Y aunque el hombre se congrega en sociedad para poner límites a su contingencia. Y al eliminar la lucha sin fin de todos contra todos, tomamos conciencia que aquí también subsiste el límite. No hay Estado, ni iglesia, ni sociedad que nos proteja absolutamente.

Conclusión

En conclusión, la filosofía tiene múltiples orígenes según Karl Jaspers, incluyendo la duda, el asombro y las situaciones límites.

A lo largo de la historia, los filósofos han utilizado estos orígenes para buscar una comprensión más profunda de la realidad y del ser humano.

En un artículo anterior puedes encontrar la visión de Jaspers sobre la filosofía: ¿Qué es la filosofía? según Jaspers.

Deja un comentario
A %d blogueros les gusta esto: